Translate - Traduce

febrero 26, 2016

¿Cómo medir el éxito de los proyectos que integran el portafolio?

Crossroads: Success or Failure
Desde el correo de TenStep, propongo ahora:

¿Cómo medir el éxito de los proyectos que integran el portafolio?

Como bien señala el documento, todos los proyectos deben ser medidos para validar si fueron exitosos. Medir sus costo y el manejo del cronograma son dos componentes principales del éxito, pero no necesariamente son suficientes. Las organizaciones deben determinar qué otros factores hace que un proyecto sea considerado exitoso. Algunas de las medidas potenciales incluyen:


  • Calidad de los entregables
  • Excelencia en el rendimiento (que tan bien trabajó el equipo del proyecto)
  • Satisfacción del cliente con los entregables producidos
  • Mínima interrupción a las operaciones corrientes
  • Errores y tasa de defectos

Una vez que se definen los criterios de éxito, se pueden aplicar en forma consistente a todos los proyectos para validar si tuvieron éxito o no.


La siguiente pregunta que debe plantearse es si cuales son los niveles de "tolerancia". La tolerancia es una forma hacer "razonables" las medidas. Por ejemplo, ¿el su proyecto fracasó si excedió el presupuesto en un 1%? o 5%? Una vez entendidas las tolerancias (si las hay), es posible comenzar a evaluar el éxito del proyecto. Un conjunto típico de criterios de éxito podría ser la siguiente:


  • El proyecto se entregó dentro del costo estimado (más o menos la tolerancia)
  • El proyecto se entregó dentro de su plazo (más o menos la tolerancia)
  • Todos los entregables principales y su funcionalidad se han completado. (Algunos entregables menores o funcionalidad menor pueden no haberse entregados.)
  • La calidad general es aceptable. (No tiene que ser perfecta.)
  • Otros criterios de éxito (excelencia rendimiento, satisfacción del cliente, etc.) con sus tolerancias.

El punto de entender el modelo de criterios de éxito es ser rigurosos en la recopilación y análisis de métricas, además de ser razonable. Por cierto, es importante reconocer que sólo porque un proyecto no es 100% exitoso no implica automáticamente que haya sido un fracaso. Es probable que el proyecto en última instancia haya entregado valor al negocio.

No hay comentarios.:

Entradas populares