Translate - Traduce

enero 15, 2015

Las únicas 7 cosas que una persona realmente puede controlar en la Vida (y 3 tips para hacerlo)

Classic alphabet numbers 7 at coloring-pages-for-kids-boys-dotcom
Normalmente los últimos días del año viejo y los primeros del año nuevo sirven para hacer planes y organizar ideas. Yo mismo lo hago, porque me ayuda a mantenerme enfocado en los objetivos que persigo en la vida.

Sin embargo, estaba leyendo un artículo de Catherine Goldberg en el blog Greatist en el que la autora nos dice, con una claridad casi dolorosa, que aunque la mayoría de nosotros tenemos muchas cosas que quisiéramos controlar en nuestro día a día -empleos, relaciones, familia, ejercicio, sueño, etc.-, en realidad sólo hay un par de cosas sobre las que realmente tenemos control. Identificarlas y aprender a controlarlas puede ayudar a replantear como vivimos.

Cada quien define lo que es para sí felicidad y éxito, pero en realidad estos conceptos tienen mucho que ver entre sí. Una fuente citada por Catherine que señala que más felicidad da lugar a más éxito. Y Catherine considera que con algunos pequeños cambios en nuestros hábitos y rutinas podemos conseguir grandes cambios en la vida.


Hacemos millones de pequeñas decisiones todo el tiempo, y el resultado de cada una de ellas es ya sea positivo neto, neto negativo o neutral. Mientras más decisiones positivas podamos hacer (y menos negativas), mejor. Las decisiones positivas netas pueden requerir cierto esfuerzo: Cepillarse los dientes antes de dormir, comer comidas saludables, e ir regularmente al gimnasio son algunos ejemplos de acciones que ayudan a sentirse bien y nos acercan a nuestras metas a pesar del esfuerzo que conllevan. Mientras que comer cosas que no nos hacen sentir bien, o renunciar al gimnasio hace que sea difícil alcanzar las metas porque estas decisiones no nos hacen sentir bien, empoderados, o confiados. Toman más de nuestra energía de lo que dan, minando la motivación, y nublando el enfoque.

Mientras que la opción más saludable puede parecer difícil, vale mucho más la pena. Y Catherine considera que puede ser muy fácil seguir estas opciones una vez que se hace el esfuerzo. Al aprender cómo dominar las siete cosas que están dentro de nuestro control, se puede comenzar a tomar más decisiones positivas netas y encontrar que el empoderamiento y los comportamientos positivos se convierten en una segunda naturaleza.

Así que estos son los siete sencillos pasos que propone Catherine para dominar la vida.

1. Inhalar, exhalar, repetir.
La mayoría de la gente ni siquiera piensa en su respiración. La respiración es obviamente importante, pero también lo es la capacidad de concentrarse en ella. ¿Puede sentir que el pecho se expande cuando se inhala, y se contraer cuando exhala? ¿Dónde se siente el movimiento? Controlar la respiración es la recomndación mas importante para relajarse y controlar la velocidad con las que vivimos la vida. Tan pronto como se experimenta algo desagradable, simplemente hay que tomar unas cuantas respiraciones profundas y no centrarse en lo desagradable de la situación, sino en la respiración. Cuando uno se enfoca en la respiración, puede contar "uno" mientras inhala, "dos" al exhalar. Al llegar a 10, comenzar de nuevo. Y empezará a sentirse mejor y más centrado inmediatamente.

2. Charlar con uno mismo.
Todos tenemos una voz en nuestras cabezas. Esa voz a menudo puede ser crítica y ponerse en el camino de nuestra felicidad y el éxito. La autora sugiere contar las veces que se lleva a cabo algún diálogo interno negativo cada día. Puede ser sorprendente con qué frecuencia la crítica es a uno mismo. Si uno puede aprender a reconocer esta voz interior negativa y reemplazarla con declaraciones positivas, la actitud va a empezar a cambiar. Hay que tratar de hablar con uno mismo con compasión. Por ejemplo, en vez de decir que no se es suficientemente bueno, hay que pensar que está bien cometer errores, que todos lo hacen.

3. Agradecer.
Hay que practicar el ser agradecido a diario, porque aumenta la felicidad y la productividad. Cultivar la gratitud ayuda a permanecer inspirado y optimista, y proporciona valor y resistencia para perseverar frente a los contratiempos (además de impulsar el estado de ánimo que nos mantiene activos).

4. Adquirir fluidez en el lenguaje corporal.
Según el neurocientífico Amy Cuddy (citado por Catherine), es posible demostrar poder y confianza simplemente cambiando la manera en que nos paramos. Por ejemplo, una postura poderosa de brazos en las caderas y piernas abiertas, provoca que se ocupe más espacio: aumenta la testosterona y disminuye la hormona del estrés cortisol. ¿El resultado? Más confianza. Piense en esto antes de reunirse con un cliente potencial, acudir a una entrevista de trabajo, o incluso antes de salir de la casa.

5. Perseguir la salud física y mental.
Catherine considera que sus mis mejores ideas mientras las desarrolla mientras hace ejercicio. El ejercicio es una oportunidad para simplemente escuchar música y no pensar en nada. Y no es obligatorio ir al gimnasio, solo hay que tomar 20 minutos del día para levantarse y moverse. El movimiento ayuda a liberar la mente y el cuerpo para mejorar el potencial creativo. Simplemente caminar aumenta la creatividad y mantiene el enfoque.
Ejercitar el cerebro es fácil también: Catherine recomienda jugar Sudoku o hacer crucigramas. Se puede obtener un beneficio similar de la meditación. Con sólo 20 a 30 minutos al día se ha demostrado que aumenta la concentración, se reduce el estrés y la ansiedad, e incluso puede disminuir el dolor físico.

6. Comer en forma inteligente.
A pesar de que pueda ser muy rica, la comida chatarra es un neto negativo. Hace lentos al cerebro y al cuerpo. El consumo excesivo de azúcar se ha relacionado con todo tipo de condiciones médicas (incluyendo el síndrome metabólico y enfermedad cardiovascular), por no hablar de los cambios de humor que matan la productividad. Además, los alimentos procesados pueden exacerbar enfermedades crónicas como la diabetes, la obesidad, e incluso el cáncer de mama. Arreglos simples como tener a la mano una bolsa de zanahorias o un plato de fruta ayudan a hacer una elección más saludable cuando estamos agotados y hambrientos y buscando que comer.

7. Dormir adecuadamente.
El sueño es fundamental para mantenerse enfocado, concentrado, rindiendo en el trabajo y la escuela, para mantener el apetito bajo control, y una serie de otros resultados de salud positivos. Con el fin de controlar el sueño, hay que establecer una rutina. Dormir y despertar a la misma hora siempre.

Para poder adquirir estos hábitos, Catherine ofrece tres tips que ayudan en el proceso.

  1. Visualizar el resultado. Sea lo que sea, se debe ser capaz de visualizarse haciéndolo. Hay que practicar la visualización de este concepto con los ojos cerrados durante unos segundos. ¿Dónde se está trabajando? ¿Cuál es la habitación? ¿Cuál es la temperatura? ¿Cómo es la iluminación? ¿Qué hora del día es? Cuantos más sentidos que involucren mejor. Hacer este ejercicio de visualización aumenta la probabilidad de que estas visiones se conviertan en realidad.
  2. Creer en el resultado. Hay que creer que ya se tiene todo lo que necesita para tener éxito. No se necesita dinero para probar una idea. Hay un montón de maneras gratuitas y de bajo costo para empezar a trabajar con todo tipo de proyectos.
  3. Platicar del resultado. Hay que hablar de lo que se quiere. Hay gente dispuesta a ayudar. Cualquiera que sea el dolor que se está sanando, o el problema que se está resolviendo o el proyecto que está lanzando, hay compartir los conocimientos y experiencias con todos los que puedan beneficiarse de ellos. Al ayudar a tantas personas como sea posible, esas personas podrán allegar todo tipo de recursos.

Así que este año uno de los objetivos va a ser adquirir nuevos habitos (mas saludables).

No hay comentarios.:

Entradas populares