Translate - Traduce

julio 09, 2012

Lecciones aprendidas de proyectos fallidos

'Lessons Learned. Sure' photo (c) 2008, Mike Licht - license: http://creativecommons.org/licenses/by/2.0/
Marcos Phillipy propone en el blog The Sensible Project Manager un artículo en el que lista algunas lecciones aprendidas  en proyectos fallidos


Marcos organizó un encuesta que en LinkedIn preguntando: "¿Cuál es la lección más importante que has aprendido de un proyecto fallido?".

Marcos empieza señalando en forma atinada que las mejores lecciones de la vida pueden surgir de fracasos que experimentamos a lo largo del camino. Y esto se aplica también en el ámbito de la administración de proyectos. 


En el arranque del proyecto, un administrador menciona que su mayor fracaso fue no contar con una sólida definición del marco de gobierno del proyecto. Esto provocó la falta de involucramiento del negocio, que al final se traduce en contar con los recursos adecuados para llevar el proyecto a buen fin. 



Sobre el alcance del proyecto se establece que debe estar bien definido y claro para los interesados para evitar la corrupción del alcance. Que se debe hacer un adecuado control de cambios y que es importante entender las necesidades de los clientes y cumplir con sus expectativas. 


Sobre la duración, y medio en broma se señala que el proyecto siempre se tardará más de lo esperado 


Los interesados ​​deben estar altamente involucrados, especialmente durante la fase de inicio y de planificación. 


Respecto a la Documentación y reportes de avance, se sugiere mentener un registro de decisiones y los grandes cambios, de modo que si usted tiene un cambio de patrocinador pueda explicar por qué está donde está. Se sugiere tener un entendimiento completo y claro del requerimiento por parte del cliente. 


Se sugiere también documentar los compromisos, cambios de alcance y actas de las reuniones. 


No se debe asumir que los interesados están leyendo los informes de avance, por lo que hay que comentarlo en persona, y no se debe tener miedo a reportar las malas noticias, y esto es mejor hacerlo mas temprano que tarde. 


Sobre el manejo de incidentes y problemas, un administrador nos recuerda que no hay tal cosa como un "pequeño problema", si este no se corrige. También nos dicen que las acciones deben ser tomadas a tiempo y sin demora.


En la ejecución, no debemos asumir que las cosas se van a hacer de un modo porque "lo hemos estado haciendo de esta manera". Hay que recordar que cada proyecto es único. 


El artículo concluye recordando que en el caso de los fracasos, el aprendizaje es más profundo y más persistente que en los éxitos. Además de debe explotar este aprendizaje, lo que permitirá que en el futuro sea capaz de detectar la posibilidad de error antes de que suceda. 


Ningún proyecto fallido es un completo fracaso, ya que sirve como ejemplo perfecto de lo que no debe hacer la próxima vez. Incluso un gran fracaso tiene un gran éxito si aprendemos a no repetir los mismos errores una y otra vez. Si se aplica correctamente, ambos tipos de conocimiento son igualmente importantes.

No hay comentarios.:

Entradas populares