Translate - Traduce

abril 30, 2012

¿Quieres saber si tu proyecto está en peligro?

'Peligro' photo (c) 2006, hdaniel - license: http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/

Como bien señala Georgina, estos son indicadores de que el Administrador de Proyectos debe tomar una acción inmediata para mantener el proyecto en marcha. 

Advertencia 1: Alejarse del plan acordado. 


Georgina empieza recordando la anécdota en la que al entregar un producto de su proyecto, no recibió ninguna retroalimentación del patrocinador. Y luego se ignoró el tiempo que se había acordado para hacer revisiones antes de obtener la aprobación final. Georgina reconoce que debió buscar una reunión directa con sus patrocinadores, ya que el lenguaje corporal y el comportamiento de las personas son indicadores claros de que las cosas no marchan bien. Incluso el correo electrónico y las conversaciones telefónicas proporcionar información limitada. Sin saber que ocurrió al final, podemos suponer que el proyecto no terminó bien. Georgina reconoce que le hizo falta reunirse con su cliente para saber por que se estaba abandonando el plan inicial. 

Advertencia 2: Comportamiento sin precedentes.  

Georgina reconoce que nunca le han aceptado un entregable sin hacerle primero una revisión. Y esto debió ser otra señal de alerta. Si una persona con la que se está trabajando hace algo altamente inusual - y su comportamiento le afecta - hay que comentarlo. Georgina sugiere una llamada para obtener retroalimentación sobre lo que está pasando. Al plantear el tema, se crea la oportunidad de hablar acerca de los problemas que se tienen. 

Advertencia 3: El silencio.

Un repentino silencio puede significar que su colega ha salido de la oficina de forma inesperada. O puede significar que tiene un problema que no saben cómo tratar con usted. La interrupción de la comunicación es un síntoma que Gerogina reconoce debió haber tomado en cuenta. 

Advertencia 4: Hablar rápido.

Georgina continúa recordando que cuando por fin se restableció la comunicación, esta fue breve, vía telefónica. Ahí surgió otra oportunidad para identificar y corregir los problemas: una visita al cliente para discutir los problemas con el trabajo. Al hablar de los problemas también se le puede dar la oportunidad de rectificar la situación. 

Advertencia 5: Malestar general.  

Finalmente Georgina recuerda la sensación general de malestar - que creció a medida que avanzaba el problema. Y reconoce que ahora, cada vez que tiene esa sensación, sabe que tiene que tratar de llegar a la causa del malestar. Si se analiza el malestar, por lo general, podrá identificar el origen del problema. A continuación, puede formular un plan correctivo. Tal vez explicar sus inquietudes, una por una, en un correo electrónico, para a continuación, llamar a su contacto para discutir esas preocupaciones. 

Georgina cierra diciendo que ser consciente de estas cinco señales de advertencia, y actuar cuando se presentan, la ha mantenido alejada de problemas.

No hay comentarios.:

Entradas populares